Artrosis en Perros

La artrosis en perros es una de las enfermedades hereditarias más comunes. Sigue leyendo para aprender cuáles son los síntomas más comunes, el tratamiento adecuado y qué ejercicios son recomendados para perros con artrosis.

¿Qué es la Artrosis?

Se trata de una enfermedad congénita que se va desarrollando a lo largo de la vida del perro. Esta enfermedad se basa en el desgaste progresivo de una articulación y causa limitación de la movilidad y dolor articular en nuestro perro.

Esta enfermedad es hereditaria, por tanto, debemos saber que puede afectar a cualquier raza de perro. La artrosis va afectando conforme el perro va cumpliendo años de edad, siendo más intensa en perros viejos o ancianos.

No obstante, es una enfermedad que podemos evitar que se produzca de manera temprana si nuestro perro tiene unos cuidados necesarios.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis en perros?

Los síntomas en la artrosis no son muy claros y van haciéndose más evidentes en perros mayores.

No obstante, conforme se va desarrollando la enfermedad podemos observar alguno de los siguientes síntomas:

  • Rechazo al juego y al ejercicio
  • Rigidez después de un largo descanso
  • Cojera
  • Dolor articular al manipular
  • Nuestro perro no se levanta tan a menudo
  • Posible inflamación de la articulación

Estos son algunos de los síntomas más frecuentes. No obstante, debemos visitar a un veterinario si observamos alguno de ellos, ya que puede deberse a otra enfermedad. Acudir al veterinario será fundamental para comenzar un tratamiento lo más rápido posible y así evitar dolor y sufrimiento a nuestro peludo.

Tratamiento y Cuidados para perros con artrosis

La artrosis canina es una enfermedad que no tiene cura, por tanto, el tratamiento y los cuidados que le demos a nuestro perro serán para paliar el dolor y darle una mejor calidad de vida.

La cirugía es algo a lo que puede recurrir nuestro veterinario, aunque no es demasiado frecuente. Se trata de un tratamiento con un precio que debemos estudiar y, además, no resolverá el problema de raíz, ya que la artrosis es una enfermedad que no tiene cura. La cirugía ralentizará la degeneración de las articulaciones y evitará dolor de nuestro perro.

El control del sobrepeso será algo fundamental en esta enfermedad, si nuestro perro tiene artrosis y encima le metemos mucho peso a la articulación, el dolor será mayor y el progreso de degeneración será más rápido.

Debemos controlar su dieta, aportarles una alimentación balanceada y, si nuestro veterinario lo aprueba, proporcionarle un pienso con protectores para los cartílagos ya que son muy aconsejables pare estos casos.

El ejercicio físico también es algo muy importante en un perro con artrosis. Que un perro tenga artrosis, no significa que ya no pueda hacer nada, sino todo lo contrario.

El perro debe de salir a pasear para que la musculatura no se le atrofie, aunque en los paseos deben ser un tanto especiales.  Debemos darle paseos cortos pero más frecuentes. Así favorecemos la activación de la musculatura, pero evitamos sobrecargar la articulación dolorida.

La fisioterapia es otro recurso muy bueno y cada vez más usado en este tipo de enfermedades. Nuestro perro ejercitará las zonas que estén más debilitadas, evitando el atrofiamiento de la musculatura. Es otra opción más para evitar una degeneración veloz de nuestro perro.

tratamiento artrosis en perros

¿Qué medicamentos suelen ser recetados para la artrosis en los perros?

Nuestro veterinario es el especialista que debe decidir cuál es el mejor medicamento para el dolor articular en nuestros perros y, por ello, debemos seguir todas sus pautas.

Normalmente nos recetará antiinflamatorios si el problema si está agravado y nuestro perro tiene mucho dolor. Los antiinflamatorios suelen tener efectos secundarios y suelen ser perjudiciales para el estómago de nuestro perro. Estos, normalmente irán recetados junto con protectores gástricos para evitar ulceras y daños digestivos.

Los condroprotectores serán los medicamentos por excelencia en esta enfermedad. Se trata de un medicamento que protege el cartílago y, por tanto, ralentizaremos el desgaste de este.

Quizás pueda interesarte:

Deja un comentario