Enfermedad de Lyme en Perros

borreliosis canina

La Borreliosis Canina es conocida como enfermedad de Lyme, debido a que fue en la ciudad de Lyme donde se descubrió esta enfermedad. A continuación, conocerás de que trata la enfermedad de lyme en perros.

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

Se trata de una enfermedad bacteriana producida por la picadura de una garrapata. Esta garrapata debe estar infectada con la bacteria Borrelia Burgdorferi y el picar a nuestro perro le transmite dicha bacteria.

La bacteria entra en la sangre de nuestro perro mediante la mordedura de la garrapata y se desplaza por todo el organismo.

¿Qué síntomas presenta un perro con borreliosis canina?

Esta bacteria normalmente es destruida por el sistema inmunitario de nuestro perro, pero hay una minoría que no es capaz y presentarán algunos de los siguientes síntomas:

  • Cojera
  • Inflamación de articulaciones
  • Apatía
  • Pérdida del apetito
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Problema renal
  • Aumento de orina
  • Sed excesiva

Como ya hemos dicho, la mayoría de perros no suelen presentar síntomas ya que la enfermedad no se desarrolla.

De los síntomas descritos, los primeros que se suelen observar serán la cojera y la inflamación de las articulaciones y, de aquí, pueden derivar algunos de los otros síntomas.

enfermedad de lyme

Tratamiento para la enfermedad de Lyme en Perros

El acudir a nuestro veterinario rápidamente si observamos algún síntoma es algo muy importante. El diagnosticar la enfermedad en un estado incial será siempre una buena noticia para la recuperación de nuestro perro y nos facilitará mucho la tarea.

Si la enfermedad de lyme está muy avanzada, es posible que nuestro perro se tenga que quedar hospitalizado. Esto sucederá si se ve afectado algún órgano de vital importancia.

Por lo general, esto no suele ocurrir y nuestro perro vivirá en casa con nosotros, aunque tendremos que acudir rutinariamente al veterinario.

Frecuentemente, el veterinario recetará antibióticos para combatir a la bacteria y poder acabar con la borreliosis. Es probable que también recete algún tipo de analgésico si nuestro perro está muy dolorido y, además, antiinflamatorios para las articulaciones. Si no nos receta antiinflamatorios no debemos asustarnos, ya que con el mismo antibiótico la inflamación se reducirá y los antiinflamatorios pueden tener efectos secundarios de gravedad.

¿Cómo prevenir la borreliosis en perros?

La borreliosis canina solo se puede prevenir evitando que las garrapatas se adhieran a la piel de nuestro perro. Si encontramos una garrapata a nuestro perro, es posible de que le haya transmitido la enfermedad, aunque esto no lo sabremos hasta que el perro no presente síntomas.

La mejor manera para evitar que nuestro perro coja garrapatas es mediante collares antiparasitarios o pipetas. Lo ideal es preguntar a nuestro veterinario que nos recomienda y seguir sus indicaciones ya que es la persona experta y la que mejor conoce a nuestro perro.

Es también importante, que revisemos a nuestro perro si hemos dado un paseo por algún lugar que sospechemos que pueda haber garrapatas. Debemos revisar muy bien todo el cuerpo de nuestro perro y si vemos alguna garrapata, retirarla con cuidado.

¿Cómo quitar una garrapata a nuestro perro?

Como dice el viejo refrán, “Cada maestrillo tiene su librillo” y, por tanto, hay muchas formas de retirar una garrapata de la piel de nuestro perro, pero no todas son correctas.

A continuación, os dejamos un video explicativo de como hacerlo.

Quizás pueda interesarte:

Deja un comentario