Leishmania o Leishmaniosis en Perros

leishmaniasis perro

La leishmaniosis en una enfermedad parasitaria producida por un protozoo del género Leishmania y que afecta a los perros. Es una enfermedad que produce diversas alteraciones inmunológicas en el perro.

¿Qué es la Leishmaniosis?

Esta enfermedad se transmite a través de un mosquito, el flebótomo. Este mosquito capta el parasito de un perro infectado y al picar a otro perro, lo transmite.

Este parásito es muy común en la zona mediterránea, ya que el clima es el idóneo para este parásito y para los mosquitos que lo transmiten.

Cuando este parásito entra en un perro, este crea unos anticuerpos o unas células destructoras para poder acabar con el parásito. En la mayoría de los casos, el sistema inmunitario del perro consigue acabar con el parásito y no se desarrolla la enfermedad, aunque hay también casos en los que la enfermedad se desarrolla.

¿Qué tipos de leishmania existen?

Existen dos tipos de leishmaniosis: Cutánea y Visceral

La leishmaniasis cutánea es la más común entre los perros y sus síntomas más frecuentes son:

  • Alopecias y descamaciones con caída abundante del pelo con piel seca y áspera
  •  Ulceras cutáneas en áreas próximas a las articulaciones y en las zonas mucocutáneas
  • Síndrome seborreico
  • Nódulos cutáneos dispersos
  •  Piodermas
  • Pododermatitis
  • Hiperqueratosis plantar

La leishmaniasis visceral es menos frecuente, pero también puede aparecer en ciertas ocasiones. Sus síntomas más comunes son:

  • Diarrea crónica
  • Heces con melena
  • Inflamación crónica del hígado
  • Insuficiencia hepática
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Inactividad
leishmaniosis en perros

¿Cuál es la mejor forma de prevenir la Leishmaniasis en perros?

Como ya sabemos, la leishmania se transmite a través de un mosquito. Estos mosquitos son muy frecuentes en zonas cálidas y con cierta humedad.

Por tanto, será fundamental evitar en la medida de lo posible que nuestro perro pase por este tipo de zonas. En épocas de calor son más comunes estos mosquitos por lo que tenemos que tener mucha precaución.

Es importante saber que los mosquitos están más activos cuando se pone el sol, por tanto, los paseos a estas horas debemos evitarlos por zonas donde pueda haber mosquitos.

Otra buena forma de prevención es la administración de pipetas a nuestro perro, así como protegerlo con collares antiparásitos.

También existen vacunas para el desarrollo de anticuerpos y así crear inmunidad en el organismo de nuestro perro.

Si tenemos dudas sobre cuál es la mejor forma para prevenir la leishmaniosis en nuestro perro, lo ideal es acudir a nuestro veterinario de confianza para que nos indique que pasos debemos seguir.

¿Puede la Leishmaniasis afectar a los humanos?

Esta enfermedad, como hemos dicho, se desarrolla debido a un parásito y, por tanto, este parasito puede entrar en animales y en humanos.

Sin embargo, la enfermedad en los humanos rara vez se desarrolla, ya que el sistema inmunitario de los humanos reacciona mejor ante el parásito, evitando que la enfermedad se desarrolle.

¿Qué tratamiento y cuidados necesita un perro con leishmania?

Si nuestro veterinario ha diagnosticado a nuestro perro que tiene leishmaniasis, debemos confiar en él y seguir todos los pasos que nos indique.

Lo habitual es un tratamiento veterinario combinado con una alimentación específica para favorecer la mejora de nuestro perro.

La alimentación debe estar basada en piensos que tengan un alto valor nutricional.

Estos piensos deben aportar unas proteínas de fácil digestión. Que contengan grasas saludables como el Omega 3 y el Omega 6. Estas ayudarán mucho a la recuperación del pelaje.

La hidratación es fundamental en cualquier perro, pero en uno que padezca esta enfermedad mucho más. No podemos olvidarnos de tenerle siempre su bebedero lleno de agua fresca.

También le proporcionaremos antioxidantes ya que son muy buenos para el sistema inmunológico. Estos normalmente los receta el veterinario como un suplemento.

Quizás pueda interesarte:

Deja un comentario