Meningitis en Perros

perro con meningitis

Al igual que las personas, los perros también pueden contraer la meningitis. A continuación, explicaremos como actúa esta grave enfermedad en los perros.

¿Qué es la meningitis canina?

La meningitis es una enfermedad neurológica que afecta a las meninges y estas se inflaman. Las meninges son unas membranas protectores que están alrededor del encéfalo y de la médula espinal.

Si la meningitis va asociada de una inflamación del encéfalo, la llamaremos de meningoencefalitis. En cambio, si va asociada a una inflamación de las arterias del SNC, la llamaremos meningoarteritis. La meningoencefalitis es la más común en perros.

La meningitis en perros es una enfermedad mortal y, si no la detectamos a tiempo, puede tener consecuencias muy graves para nuestro peludo.

La meningitis puede estar asociada a distintas causas y pueden ser:

  • Meningitis Infecciosa: Causada por bacterias, virus, hongos o protozoos
  • Meningitis Inmunomediada: Se debe a una alteración del sistema inmunitario

¿Qué síntomas provoca la meningitis en perros?

Los síntomas que puede presentar un perro, dependerán del tipo de meningitis, la edad, la raza, etc. Suelen presentar síntomas repentinos y se produce una evolución rápida. No obstante, la detección temprana de esta enfermedad será fundamental.

Los síntomas más comunes de la meningitis en perros son:

  • Molestia Cervical
  • Dolor a la palpación en la zona cervical y columna vertebral
  • Rigidez muscular
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Mareos
  • Inestabilidad al caminar
  • Ceguera
  • Convulsiones

Si observamos alguno de estos síntomas, debemos acudir rápidamente al veterinario, para que haga un diagnóstico y, en caso de que sea meningitis, poner un tratamiento cuánto antes.

¿Se contagia la meningitis en perros?

Aunque hayamos visto que puedan causarla agentes infecciosos, la meningitis no se contagia en perros. La meningitis en perros tampoco se contagia a humanos, al igual que un humano no puede contagiar de la meningitis a un perro.

No obstante, si nuestro perro ha cogido la enfermedad debido a algún parásito, este parásito si puede picarnos a nosotros y contagiarnos. Por ello, debemos tener mucho cuidado en este aspecto.

¿Cuál es el tratamiento de la meningitis en perros?

Si nuestro veterinario ya ha diagnosticado la enfermedad en nuestro perro, solo queda que le ponga el tratamiento adecuado. Solo el veterinario puede poner un tratamiento, ya que es la persona experta y la que mejor conoce a nuestro perro.

Dependiendo del factor que haya producido la enfermedad le administrará un tratamiento u otro. Los esteroides serán el medicamento principal para combatir la inflamación y ayudar a su disminución.

Si la enfermedad es de origen bacteriano, los antibióticos también serán medicamentos adecuados para combatir a la causa de la enfermedad. Y los antifúngicos pueden ser utilizados se hay presencia de hongos.

También deben recetarse medicamentos para combatir otros síntomas, como las convulsiones.

El tratamiento dependerá mucho de la afectación del perro y el resultado nunca podemos saberlo a ciencia cierta. Normalmente, la meningitis causada por un virus es la más preocupante, ya que nuestro perro no suele asimilar bien el tratamiento.

meningitis perros

¿Cuáles son las secuelas de la meningitis en perros?

La meningitis es una enfermedad grave y su detección precoz es algo fundamental. Si no detectamos a tiempo la enfermedad o nuestro perro no recibe el tratamiento adecuado, este puede morir o sufrir problemas de salud muy graves.

Las secuelas más comunes que puede dejar la meningitis en los perros son:

  • Crisis convulsivas
  • Parálisis parcial o total
  • Paresia, pérdida de capacidad para contraer el musculo de forma voluntaria

Como podéis imaginar, un perro que ha sufrido la meningitis, deberá seguir con un tratamiento de por vida, para minimizar estas posibles secuelas.

¿Cómo prevenir la meningitis canina?

La meningitis es una enfermedad que puede aparecer por diferentes factores, por ello, su prevención no es algo sencillo. No obstante, no es una de las enfermedades más comunes en perros, por lo que en ese aspecto podemos estar tranquilos.

Como ya sabemos que la meningitis puede tener diversas causas, algunos de estos actos pueden ayudar a su prevención.

La higiene de nuestro perro y de las zonas donde habite y se alimenta es importante, así evitaremos la aparición de hongos y bacterias.

Una rutina de paseos diarios y ejercicio físico fortalecerá el sistema inmunitario de nuestro perro para combatir con cualquier patógeno. Además, será más estable y será menos probable una alteración del sistema inmunitario.

La utilización de pipetas y collares antiparasitarios también es una buena forma de evitar que se alojen parásitos en la piel de nuestro perro.

La meningitis canina no es una enfermedad muy frecuente, pero si tiene un carácter grave cuando aparece. Por ello, todas las medidas de prevención que adoptemos siempre serán una buena idea.

Quizás pueda interesarte:

Deja un comentario