Toxoplasmosis en Perros

toxoplasmosis

¿Qué es la Toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad que se produce debido a un parasito llamado Toxoplama Gondii.

Este parásito necesita a los gatos para madurar y desarrollar la enfermedad, por lo que es más frecuente ver la sintomatología en gatos. No obstante, es una enfermedad contagiosa y puede aparecer en perros, humanos y en todos los animales de sangre caliente.

Los cachorros o aquellos perros con un sistema inmunitario más debilitado, serán más propensos a contraer la enfermedad.

¿Cómo se contagia la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad que no se contagia de perro a perro. Por tanto, si tenemos varias mascotas en casa y la coge una de ellas, podemos estar tranquilos en cuanto al contagio se refiere.

Esta enfermedad se puede transmitir:

  • Por ingesta de carne cruda que contenga el parásito.
  • Por contacto con heces de gatos infectadas
  • Por entrar en contacto con una superficie contaminada.

Por tanto, debemos tener claro que el principal transmisor de esta enfermedad es el gato, ya que es el único huésped definitivo de este parásito. Esto significa que es el animal que usa el parásito para madurar y reproducirse.

¿Puede contagiarse un humano de Toxoplasmosis?

Como ya hemos dicho anteriormente, es una enfermedad que puede presentar cualquier animal de sangre caliente y, por tanto, puede aparecer en humanos. Normalmente los humanos tienen un sistema inmunitario más potente y no se suele presentar sintomatología.

El contagio a un humano se produce mediante la ingesta de carne cruda que este infectada con el parásito.

También puede producirse el contagio mediante el contacto con heces de gatos infectadas. Esto suele ocurrir en niños.

toxoplasmosis en perros

¿Qué síntomas presenta un perro con Toxoplasmosis?

Normalmente, un perro adulto y sano no presentará sintomatología de esta enfermedad. Los síntomas suelen aparecer en cachorros o en perros con el sistema inmunitario debilitado.

Esta enfermedad puede llegar a ser mortal, por tanto, debemos estar muy atentos si nuestro perro presenta alguno de los siguientes síntomas y, si es así, acudir al veterinario urgentemente.

Los síntomas son:

  • Vómitos y Diarrea
  • Pérdida de Peso
  • Apatía
  • Temblores
  • Fiebre
  • Dolor Abdominal
  • Convulsiones
  • Dificultad Respiratoria
  • Mucosas amarillentas
  • Debilidad Muscular
  • Falta de coordinación
  • Parálisis parcial o total

En esta enfermedad hay síntomas que pueden ser idénticos a los de otra enfermedad. Por ello, es muy importante acudir al veterinario lo más rápido posible.

¿Qué tratamiento y cuidados necesita un perro con Toxoplasmosis?

Los cuidados para un perro con toxoplasmosis dependerán de lo avanzada que esté la enfermedad y de la sintomatología que presenta.

Restablecer el sistema inmunológico del perro para que luche contra la enfermedad será la función principal que tiene que tener el tratamiento administrado por nuestro veterinario.

Normalmente se administrarán antibióticos para perros con el fin de evitar la proliferación de la infección por otros órganos.

Si presenta multitud de síntomas, es probable que se recete más de un medicamento para combatir todos aquellos síntomas.

Si nuestro perro está muy deshidratado, la medicación se le administrará mediante sueros por vía intravenosa para favorecer la hidratación de nuestro perro. Esto es un factor sumamente importante. En este caso, es probable que nuestro perro quede hospitalizado para la administración de medicamentos vía intravenosa.

Si nuestro perro puede volver a casa, es importante que no tenga relación con otros perros para que se produzca una mejor recuperación.

¿Cómo prevenir la Toxoplasmosis en perros?

Como ya hemos dicho, la toxoplasmosis en perros se contagia fundamentalmente por la ingesta de carne cruda y por el contacto con heces de gatos.

  • Debemos evitar dar carne cruda o poco cocinada a nuestro perro.
  • Limpiar muy bien las zonas donde hayamos puesto carne cruda para evitar la contaminación cruzada.
  • Evitar que nuestro perro cace
  • Evitar que nuestro perro entre en contacto con zonas donde haya heces de gatos.

Todas estas formas de prevención nos servirán tanto para evitar el contagio en nuestro perro, como para evitarlo en nosotros mismos.

Quizás pueda interesarte:

Deja un comentario